BLOG

Técnicas de estudio Personalizadas

"Te enseñamos a confiar en ti mismo"

El desánimo ante los estudios

El desánimo ante los estudios

No dejes que tu agotamiento mental te supere.

Qué típico es escuchar al estudiante “que ya no puede más, que las circunstancias le superan, que está agotado emocional y físicamente, que…” tan típico como que se da más a menudo de lo que se piensa.

Esta forma de expresarse no se debe tomar a la ligera como una queja más de éste, sino como una llamada de ayuda hacia sí mismo y hacia quien pueda de una forma u otra asesorarle. Quien lo manifiesta es porque realmente se siente así, cansado y con esa sensación de no poder más.

En estas circunstancia el estudiante puede optar por dos posibilidades: abandonarse y dificultar sus objetivos, o lucharlos a pesar de tales sensaciones.

La respuesta que damos desde estas líneas es clara: lo que merece la pena es “seguir luchando”; aún siendo conscientes que no es fácil, y menos en esos momentos.

El estudiante debe aprender a mirar hacia su propio interior, a sus ilusiones académicas, a lo luchado hasta el momento y plantearse ¿qué está en mis manos hacer, cómo manejar esta situación, cómo salir del agotamiento?

Para encontrar tales respuesta debe hacer dos cosas:

  • La primera “reconstruirse mentalmente”, no rendirse, sino buscar la propia fortaleza en sí mismo, una fortaleza que esté por encima del agotamiento.
  • La segunda “indagar qué le esta produciendo ese agotamiento” ¿una planificación no adecuada, un mal manejo del tratamiento de la información, una estrategia de memorización no correcta, falta de concentración?

Para ambas debe ponerse en manos de psicólogos colegiados especializados en Técnicas que de estudio que le  aporten herramientas para saber sobreponerse a esos momentos de dificultad, y estrategias que le faciliten su proceso de estudio, disminuyendo así considerablemente sus posibilidades de agotamiento.

Y es que abordar los estudios apostando por uno mismo, con una mentalidad fuerte y con estrategias de estudios adecuadas pone muy difícil al “agotamiento mental” superar a la ilusión que conlleva cumplir los objetivos soñados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *